IA, Investigación de mercado y las 3 E´s: ¿Cómo la IA está ayudando a los investigadores de mercado?

4 razones para usar IA desarrollada para la investigación de mercados
17 de diciembre de 2018
Diferencias entre IA, conocimiento automático y conocimiento profundo 
11 de enero de 2019
Ver todo

Los investigadores de mercado se enfrentan a presiones para 

 producir mejores resultados a velocidades más rápidas.  

¿Puede IA ayudarlos a enfrentar este desafío? 

Generalmente vemos la disponibilidad de información casi instantánea como algo bueno, pero tiene sus inconvenientes. La gente está acostumbrada a satisfacer sus necesidades casi por mandato. En este entorno, esperar cualquier cosa, incluso una investigación de alta calidad, puede parecer una imposición. 

Para los investigadores de mercado, esta prisa por más y mejor información es estresante. No sólo los responsables de la toma de decisiones desean datos superiores, sino que quieren que se dividan en gráficos utilizables y en sus bandejas de entrada a la hora del almuerzo.  

Es justo decir que los usuarios finales de la investigación de mercado no siempre se dan cuenta de la cantidad de trabajo que se necesita para producir información precisa, consistente y oportuna. Afortunadamente, las tecnologías avanzadas como la Inteligencia Artificial (IA) pueden permitir a los investigadores de mercado desatar las tres E y hacer que suceda. 

¿Qué son las tres E de la investigación de mercado? 

 Las tres E son lo que cada investigador busca: eficiencia, eficacia y  resultados mejorados. Veamos cómo la IA los está ayudando a alcanzar estos objetivos.  

Eficiencia  

Hay buenas noticias para las personas que querían su investigación de mercado ayer: la IA puede reducir en gran medida el tiempo y  esfuerzo dedicados al desarrollo de estudios. En lugar de usar un tiempo precioso en la etapa de configuración, las herramientas de investigación de mercado basadas en IA permiten a los investigadores elegir entre modelos pre-construidos. En cuestión de horas, pueden seleccionar los tipos correctos de preguntas para encuestas e identificar a sus encuestados ideales. El cuestionario finalizado se envía, y los datos recibidos son capturados automáticamente por la plataforma IA — todo en cuestión de horas o unos pocos días. 

 Esta información está disponible casi en tiempo real, entonces no hay que esperar a que aparezcan los datos de muestra. Las aplicaciones de visualización pueden conectarse a esta transmisión entrante, permitiendo a los usuarios rastrear el progreso del estudio y gestionar cualquier problema a medida que surjan. 

 Este tipo de enfoque se basa en años de experiencia humana. Básicamente, paramos  de reinventar la encuesta de mercado cada vez que necesitamos algunos datos; solamente personalizamos lo que tenemos y lo sacamos. Este es un gran ahorro de tiempo. 

Eficacia 

Hecho de la investigación 101: el diseño de la encuesta es crucial para la calidad de los datos. ¿Qué pasaría si las encuestas se pudieran moldear para el encuestador individual? Ya discutimos sobre cómo los investigadores pueden usar la inteligencia artificial para encontrar la audiencia adecuada; también pueden usarla para mantener a los encuestados comprometidos en todo momento. 

La mayoría de los humanos tienen un periodo relativamente corto de atención, por lo que una encuesta debe estar diseñada para captar y mantener el interés. Algunas empresas han utilizado con éxito encuestas interactivas administradas por IA que cambian en función de cómo responde el encuestado. También hay algunos experimentos interesantes en curso que involucran el uso de chatbots y encuestas basadas en el habla. Ninguno de estos sería posible sin la Inteligencia Artificial.

Mejores resultados  

Es cierto que las técnicas anteriores son muy buenas. Estamos descubriendo formas de avanzar más rápido y comprender más acerca de los mercados. Podemos obtener información bastante cercana al tiempo real, y podemos generar ideas a partir de ella más rápido de lo que pensamos posible. ¿Pero qué hay del futuro? 

Piensa en lo que podríamos hacer con la tecnología hace diez años. Compáralo con hoy. Si la tecnología se mantiene a este paso, estas habilidades (por asombrosas que parezcan) se convertirán en algo común, o incluso en algo pasado de moda. En este momento, el aprendizaje automático ha permitido que los sistemas de inteligencia artificial aprendan de los datos que procesan. Están diseñados para seguir mejorando su rendimiento. Podemos esperar que la IA se vuelva más sofisticada, que se mueva más rápido y que se analice con mayor profundidad. En otras palabras, los sistemas de inteligencia artificial seguirán mejorando el rendimiento, el de ellos y el nuestro. 

Para más noticias e innovación enla investigación de mercado síguenos en Facebook y Twitter