Microinfluenciadores, estrategia para alcanzar tu segmento demográfico
12 de enero de 2017
Contenido en los medios sociales para el Dia de San Valentin
7 de febrero de 2017
Ver todo

La gente ya está hablando con Siri y Alexa sobre cosas que quieren comprar, asi como si tienen preguntas en el proceso de toma de decisiones. En realidad, las maquinas estan teniendo el poder. Saber hablar con las máquinas, y cómo hablan con la gente, es uno de los desafíos más importantes en el marketing moderno. Las empresas deberan aprovechar la IA y el aprendizaje automático para hacer de las compras una parte orgánica de cómo vivimos la vida cotidiana.

Adweek comparte las siguientes cuatro directrices útiles para los mercadólogos que toman medidas para incluir la inteligencia artificial en sus esfuerzos de focalización.

1. Reelabora tu mensaje para el robot y el cliente

Comprender el lenguaje y los datos a los que responde la IA es clave. Tu mensaje debe coincidir con lo que la máquina quiere dar como resultado y con lo que la gente quiere.

2. Aumenta la sofisticación de la marca al analizar la información de los consumidores.

Los robots saben de nuestros humores, intereses y necesidades y nos dan información de acuerdo a eso. Mejorar los métodos de investigación que extraen información al consumidor de este modo es un paso importante en la entrega de productos, servicios y contenido a los robots que luego lo pasarán a la gente.

3. Usa los ecosistemas donde estan los consumidores.

Los consumidores ya usan los ecosistemas de Facebook, Amazon y Google, aprovéchalos. Conoce como esos ecosistemas socializan tu marca.

4. Los robots te ayudan.

Habla con los robots y déjalos acceder a tu marca. Ellos a su vez pasaran la informacion a los consumidores.

Asegúrese de tener en cuenta el propósito beneficioso de los robots para implementar y atender a ellos de manera eficaz.